Todos los días se transfunde sangre a enfermos de anemias crónicas, diferentes tipos de cáncer; personas que requieren cirugías, transplantes de órganos, partos complicados, recién nacidos o personas accidentadas.

Como donante habitual también te beneficias, pues:

doancion_beneficios1
  • Estimula tu médula ósea para que produzca más glóbulos rojos: se oxigena más el cuerpo y mejora tu circulación.
  • Produce sensación de bienestar físico y mental.
  • Obtienes gratuitamente tu carnet de donante de sangre con tu tipo de sangre.
  • Tienes la oportunidad de recibir un examen médico general, que te puede alertar a tiempo de problemas de presión arterial, anemia, peso, afecciones que pueden ser tratadas a tiempo.
  • Cuentas con un seguro de vida, en caso de necesitar cualquier hemocomponente; durante 6 meses, tienes 5 a tu favor gratuitamente y con el 50% de descuento para familiares directos menores de 17 y mayores de 65 años.
  • La satisfacción de extender un lazo de vida
doancion_beneficios2