Son ríos de barro, tierra, rocas, limo, arena u otros elementos saturados de agua. Arrastran árboles, rocas, viviendas, basura, escombros, vehículos, destruyendo todo a su paso. Es un fenómeno que se puede predecir dónde va a ocurrir (espacio) pero no cuándo (tiempo).
Se producen tras lluvias intensas y prolongadas, deshielos rápidos, por la poca firmeza del suelo y/o como resultado de terremotos o erupciones volcánicas. Sin embargo casi siempre, los deslizamientos son provocados por la acción del ser humano: deforestación en laderas, cerros o montañas; formas inadecuadas de siembra en las montañas; construcción de viviendas en laderas, urbanización y caminos no planificados en zonas de montañas.

QUÉ HACER ANTES…?

  • Haga planes de evacuación. Tenga al menos dos rutas de evacuación, dado que los caminos pueden estar cerrados o bloqueados.
  • Si su hogar está en una zona con posibilidad de derrumbes, consulte a un especialista sobre las medidas preventivas que puede tomar.
  • Plante vegetación baja en laderas y construya muros de retención. En zona de aluviones, póngase de acuerdo con sus vecinos y construya canales para dirigir el flujo alrededor de los edificios.
  • Aprenda a reconocer las señales de alerta de un derrumbe:
    • Puertas o ventanas que se atascan por primera vez.
    • Aparecen nuevas grietas en las casas.
    • Las escalas, caminos o murallas exteriores se desplazan.
    • Lentamente se desarrollan grietas en el suelo o calles.
    • Aparecen roturas subterráneas de líneas de servicios básicos.
    • En la base de las laderas aparecen protuberancias en el terreno.
    • Aflora agua a la superficie en nuevos puntos.
    • Rejas, murallas, postes o árboles se mueven.
    • Usted escucha un murmullo que aumenta en volumen a medida que el derrumbe se acerca. El terreno se mueve en dirección de su pendiente.
  • Todos en la familia deben saber cómo actuar, cómo cortar el suministro de gas, luz y agua, y los números de emergencia a los que pueden llamar de ser necesario.
  • Establezca un punto de reunión, por si la familia se encuentra dispersa.
  • Tenga a mano su mochila de emergencia.

QUÉ HACER DURANTE…?

Si está dentro de una edificación:

  • Mantenga la calma y salga inmediatamente de la vivienda si no es segura y existe riesgo de derrumbe o sepultamiento.
  • En caso de tener que permanecer dentro de un edificio en riesgo de derrumbe, protéjase bajo un mueble sólido como una mesa y aléjese de las aberturas como puertas o ventanas de vidrio, que puedan recibir el impacto.
  • Es importante evitar el contacto con el agua del deslizamiento. Ya que la corriente puede arrastrar objetos peligrosos (punzantes o electrificados) así como elementos químicos que pueden hacer daño a la piel y a las mucosas.

Si está afuera:

  • Aléjese de la trayectoria del derrumbe o aluvión.
  • Diríjase rápidamente al lugar alto más cercano, fuera de la trayectoria del aluvión.
  • Si las rocas o escombros están acercándose, corra al refugio más próximo, como un grupo de árboles o un edificio.
  • Si escapar no es posible, encuclíllese y proteja su cabeza.

Si está en un auto:

  • Si llega a un área inundada, de la vuelta y tome otra dirección.
  • Si el auto se detiene o se atasca, abandónelo de inmediato y suba a un lugar alto.

QUÉ HACER DESPUÉS…?

  • Manténgase alejado del área de derrumbe, ya que pueden venir derrumbes adicionales.
  • Recuerde que puede haber una inundación después de un derrumbe o aluvión.
  • Junte agua en tinas y otros recipientes, por si se corta el suministro. Hierva el agua que va a beber.
  • Ayude a las personas heridas o que han quedado atrapadas. Si hay lesionados, pida ayuda de primeros auxilios a los servicios de emergencia. Ayude a sus vecinos que tengan familiares de edad, impedidos o niños pequeños.
  • Escuche una radio o televisión para obtener noticias de la emergencia, y posibles instrucciones de la autoridad a cargo.
  • Efectúe una revisión de la luz, agua, gas y teléfono, tomando las precauciones indicadas en inspección de servicios básicos.
  • Verifique si hay daños en las líneas de los servicios básicos. Informe a la compañía respectiva.
  • Inspeccione los cimientos, las chimeneas y el terreno circundante a su casa para detectar daños.
  • Intente devolver lo antes posible el suelo dañado por el aluvión a su estado original (por ejemplo, reincorporando terrones desprendidos o rocas desplazadas). Recuerde que la erosión en el terreno superficial puede provocar nuevos aluviones.